martes, 7 de abril de 2015

Espirales nocturas.

Paralizado mirando tu reflejo en una loza luminosa de la pared de un baño público, sin saber por qué alzaste la mirada hasta un infinito cercano como el inodoro.

Tenemos tendencias reales y pequeñas contradiciones mutando en nuestras entrañas, mientas vemos los efectos ópticos  de una discoteca cambiando al ritmo que marca el deejay de tal forma que nos hace daltónicos temporales en un sótano paralelo al mundo real.

Esa burbuja a punto de explotar mientras nos arrastramos preso de nuestras melancolía, buscando recuerdos que dejaron de ser recordados o felicidad que carece de existencia.. Es complejo y compacto, como aquella caja que deseas no abrir en momentos que nunca volverás a vivir.

Y al salir del baño volverás a ser quién eras cinco minutos antes, por que será que nos dejamos llevar en una espiral que gira en torno a recuerdos olvidados.

viernes, 6 de marzo de 2015

Soñar despierto.

Muchas veces quieres escapar, te sientes atrapado y por más que miras el reloj no sabes que hora es.

El tiempo avanza despacio desgarrando cada poro y dejando un cracter de desilusión que al tiempo pesa más que aquella decisiópn.

Y por más que tratas de comprender no entiendes como se escapa aquello por lo que luchaste mantener, emigra tan efímero como el suspiro que anhela rendirse.

Dulce y amarga, es la ilusión cotidiana, el cuento del nunca acabar de los objetivos que murieron remando hacia la orilla de nuestras vidas y por más que alzamos la vista sabemos que el tiempo se encargó de alejarnos de esta isla; Nuestros sueños.

I+D Alonso.

¿Que es Fernando? Para mí es más que un piloto, o una persona, es una ilusión o más bien una devoción a ésta digna afición.

Es un querer aprender la temática en cuestión y la aerodinámica de un vehículo, sentir la estrategia de una configuración en un gran premio buscando esa milésima extra de velocidad donde salir ganador.

El sentir la esperanza por recortar esos segundos por vueltas, o sufrir el desamor de un vehículo cuyos ingenieros no tocaron la tecla correcta y más allá de una dulce melodía suena una canción fúnebre perdiendo ese grip en Montmeló.

Alonso me enseñó a creer en ir a más en un deporte donde el ganador es aquél que no queda atrás y que la velocidad es el motor que cautiva la adrenalina de la salida que anunció Charlie Whiting.

viernes, 23 de enero de 2015

Indecisiones constantes.

A menudo perdemos el rumbo de nuestra vida por un pensamiento que vaga en formas de destellos desilusionados, que será lo que quiero de mi o donde quiero llegar? Qué hago aquí o donde llegaré..


Cuando tan si quiera haya perdido la fe o la esperanza de creer en mi, habré perdido el camino y el zapato que me lleva a mi destino, hoy no siento la fuerza que algún día contuve más allá de cada decepción o adversidad que la vida misma me regaló.


Nos situamos en cualquier banco, de cualquier parque en cualquier lugar, confundidos y oprimidos por algo u alguien que no nos deja avanzar, el miedo a fracasar se agranda por segundos en una partida donde creemos que hay dos jugadores; Nosotros y nuestro destino, no, el fracaso no participa ya que es un estado mental de la inseguridad con la que respiramos.


Hoy ni si quiera sé quién soy, lo piensas y tratas de formular la respuesta idílica resolviendo la ecuación de tu vida, qué fácil era ser niño y no tener que decidir verdad? Claro, por aquella época poco nos preocupa más que ver nuestra serie de dibujos animados.


Pero debes recordar quién eres y donde estás, tus metas y tu felicidad, no importa a quién dejes en el camino si eso te hace avanzar. El amor y la amistad vendrán y se irán, por qué se van si juraron permanecer? Pues su destino está en otra parada de tren.


Tu tren sigue, tu miedo permanece, puedes mirarte al espejo y no serás diferente persona, eres la misma persona que se levantó de la cama por que lo decidió.. Y si decidiste, por qué no decides al azar algo que no te importe fracasar? Recuerda que si no sabes a donde quieres llegar, poco podrás avanzar, decidir es un tiempo parcial en el cuál el tiempo te pondrá en tu lugar.


Yo tampoco sé por que escribo esto, quizás el tiempo me llevó hacerlo.